miércoles, 22 de enero de 2014

SIETE DÍAS DESPUÉS DE… CRÓNICA DEL CONCIERTO DE DEPECHE MODE EN BARCELONA 2014




Para vestir la crónica de este concierto de una forma fidedigna, transparente y clara debo adoptar un rol. He de invocar a mi versatilidad geminiana, en un rito de exhortación de personalidades y sentar en la misma mesa al poli bueno y al poli malo. De sus versiones, estableceré (o trataré de hacerlo), un veredicto que equilibre sus sentencias. De modo contrario, podría adoptar una bipolaridad que quedaría errante para el resto de mis días. Espero sepan perdonar mis dualidades.



EL POLI BUENO ... MÁS EMOCIONAL...


Depeche Mode llevan 34 años haciendo música. Repito, música. Lo digo para groupies de modas pasajeras. Somos fans, algunos llevamos años en esto y siempre, siempre, esperamos grandes novedades, enormes sorpresas y giros absolutamente inesperados. Innovación y riesgo visten bien, vale, pero a sus 50 añitos entiendo que también les guste regodearse en los temas que les apasionan, les conmueven y les atrapan. No pueden prescindir de algunos de sus hits porque una multitud de fans exacerbados les cortarían sus bien cuidadas cabezas, que sino… lo harían. Estoy seguro de ello.

Depeche Mode siguen llenando salas, recintos, estadios y poblarían hasta un planeta si fuera necesario, porque la legión de fieles resiste más que la caradura del Sr.Wert. Hay magia, se saben magos y nos embelesan con su arte. Tienen recursos para más pero no les da la gana. Disfrutan, hacen lo que quieren y se lo tienen ganado. Punto.

Bailé, me emocioné, sonreí para mis adentros y para mis afueras, gocé, me dejé seducir, me impresioné…y eso Depeche Mode lo hace desde que los descubrí por primera vez en un concierto de Hamburgo que daban por Sputnik en el canal 33 cuando tenía 15 años (si mis neuronas no me fallan...). Si repaso cuantos grupos me han provocado y provocan esto mismo a día de hoy ..uppss..

Las voces de Martin y Dave son como el mejor de los vinos. No se estropean, mejoran con el tiempo y degustarlas es un placer oculto que no iguala otros placeres artísticos hasta la fecha. Me encandilan más que nunca. Así lo expresé en una sola audición de Delta Machine. Fue la primera. La más especial.

But not tonight. Un alto en el camino. Temazo que a pesar de bajar de revoluciones, se han sacado como buen as de la manga en esta gira, sin haber estado antes en ninguna (hablo sin wikipedias, eh?). Fue una lindeza que consiguió una lágrima inesperada. Por muchos motivos…

Depeche Mode en directo son rarezas en vivo. Animales en peligro de extinción. No espero revivir las emociones que sentí cuando atrapé por primera vez el 101 de Pasadena, ni la primera sensación de ahogo por extremada adoración que sufrí en el 93 en Barcelona. Ya no espero eso y bajando esa evidente expectativa, os aseguro que seguir hacer vibrar en directo a unas masas de fans que se las saben todas, no es tarea baladí. Y eso que además era día laborable, y Barcelona no estaba acostumbrada a eso desde hace mucho.

La escenografía de Anton Corbijn, las proyecciones que acompañaban las canciones me gustaron. Pero solo eso. Me encanta lo sobrio, minimalista, austero .. pero eché de menos algo. Y no me refiero a la bola colgandera del Touring the Angel. Creo que faltaron ideas y decisión, innovación y riesgo. El debate entre el poli bueno y el malo ha sido arduo, se lo aseguro. Casi llegan a las manos.



 
EL POLI MALO ...  MÁS RACIONAL ...

Con la fama que goza el Palau Sant Jordi de ser uno de los recintos europeos con mejor captación y difusión del sonido, junto a otros templos como Paris Bercy (a los hechos me remito de giras pasadas), en este caso y en más de un tema de los ejecutados el miércoles, eso sí ajeno a la banda (supongo), ¿qué pasó? ¿Porque el bajo fantástico de Gordeno en A pain that i'm used to (a pesar de los detractores de los remixes), no sonó como debía? ¿Por qué entró unos segundos tarde Dave en la sugerente Welcome to my world? ¿Se olió la tostada?

¿Por qué Eigner sigue aporreando la batería a destajo y anula la magia del sonido electrónico que queda relevado a un segundo plano? Véase Precious o Should Be Higher cuyas notas que consiguen otrora elevarme el alma a cotas inalcanzables, el miércoles no alcanzaron el tono necesario para elevarme por sí solas? No soy un estudioso ni un sibarita del sonido y menos en un concierto en directo, pero estos supuestos arreglos, apaños, grabados, sampleados y demás, ¿no deberían estar harto probados?

Las criticas musicales de los periódicos…¡ay! amigo Albert.. ¡cuánta razón tienes! Pensé lo mismo tan solo llegue a casa y me puse a leer la crítica de El Mundo. Luego por la mañana con el silbido todavía presente en mis pabellones auditivos, recogí las impresiones de La Vanguardia, El Periódico, El País (la más sincera) y otros rotativos.. y me dije.. ¿Éstos han estado todo el concierto? ¿No apreciaron las evidencias? ¿Por qué las opiniones de los asistentes que han virado con el grupo en otras giras son tan y tan dispares, diferentes y contradictorias? Chicos de la prensa musical, dejad los tópicos para otras ocasiones y pellizcaros las mejillas para al menos decir que el sonroje no es acto y causa de vuestra poca profesionalidad. Siento ser duro pero hay que serlo de vez en cuando. Me encanta leer lo que leí pero no era aceptable por ser incierto.

Sobre el setlist del concierto, es como hacer alineaciones en un equipo teniendo en cuenta que tienes 200 jugadores (o temas en este caso). Imposible. Jamás pondrías a 18000 fans de acuerdo esa noche con un mínimo de atino y coherencia. Ahora bien.. de ahí a prescindir de un Wrong (lo siento Albert, sí, Wrong), de un segundo single de Delta Machine como Soothe my Soul (esperé ese tema por motivos varios que no confesaré) y obviar “la crème de la crème” como Barrel of a gun o Only when i lose myself, después de haberlas intuido en otros conciertos de la misma gira, me pone los pelos de punta sin gominas. Además…¿porque recortaron el setlist a 20 temas? Dadme los 23 habituales, no seáis malos, que las entradas no han bajado de precio, puñeteros...

Porque ¿I feel you sigue estando ahí desde el 93? ¿Por qué? A pesar de los temas, hay una cuestión que no puede pasar por alto cuando congregas a 18000 personas: los tempos y los ritmos. Ese vaivén de los mismos, no tan bien musicados como en giras anteriores, adormeció el concierto hasta una hora pasada para luego encadenar hits a lo loco y hacer que mi sístole y mi diástole se rebelaran y cambiaran de ubicación en cada uno de los temas del tramo final. Muchachos, ordénenme los temas antes de salir de casa, ¡leñe! El inicio fue frio, gélido…Black Celebration era mi esperanza. Y le bajaron el ritmo..¡Aargh!. A Dave lo noté raro al principio (¿se daría cuenta del sonido pésimo un perfeccionista como él? ), pero no le perdono los reverbs en alguno de los temas y el exceso pélvico-lumbar… No eran necesarios. Algún gritico "levanta conciertos" si eché en falta. El resto de la actuación estuvo soberbio.
 



VEREDICTO ...

Cuando salí del concierto note la apisonadora que suele abatirme después de una sesión de emociones sin caretas. Ese vacío que adormece el raciocinio (nos perdimos todo un grupo por Montjuic un par de veces después de haber estado unos cientos de ellas). Bajón que significa que hubo entrega y pasión, a pesar de las sensaciones iniciales de des-concierto por parte de los de Basildon.

Depeche Mode siguen siendo increíblemente geniales, atemporales, eternos. Estaría horas de pie escuchándolos en directo, sin relojes ni interrupción alguna. Fui muy feliz ese instante, con los vaivenenes y licencias que ya les permito. Espero poder verlos de nuevo cuando ellos quieran. Creo que tienen cuerda para rato y encima se lo pasan en grande. Los vi muy de cerca, gracias a Albert, y me dejé llenar de su magia. Su música no es un eco ochentero, es una realidad palpable en pleno siglo XXI y eso los encumbra. Son especiales, tienen duende y les auguro nuevos retos con los que no van a torcer el labio ni van a dudar implicarse para nada.


Conecté con ellos en momentos incontables y con sus canciones como siempre (Enjoy the Silence me enamoró otra vez), porque cada una de ellas dispone de unos fotogramas que el tiempo no ha conseguido ni logrará en adelante (aunque sea por tozudez) borrar de mi memoria emocional. No me importan los datos, las estadísticas, los rankings ni los premios cuando a Depeche Mode se refiere. Han creado instantes que son recuerdos porque han marcado diferencias. Y eso, eso vale estar de nuevo listo para dejarse sorprender. No me falléis y volved pronto.

See you next time … DM!

4 comentarios:

Adm Bcn dijo...

Hola...

Luego leo del todo... Pero si, But not tonight la tocaron en una ocasión en USA, en el Concert for the masses, así como también el Never turn your back on mother earth del Counterfeit ep de Martin...

En un rato lo leo completo, que promete... Te comento...

Abrazos!!!

AnaDM dijo...

EXCELENTE!!!!

Adm Bcn dijo...

Hola...

Ahora si, ya cenado y habiendo leido..........

Estooooo... Al grano...

Y es que todavía estoy indignado con la puñetera prensa de esta ciudad. ¡¡Coño!!... ¿Qué estaban relatando?... ¿Un concierto de DM con sus errores y sus aciertos, o un musical sobre Alicia en el país de las maravillas?... No fotem!!!... Todo esto... es que además sucede que, cada vez que leo una crítica en La Vanguardia me sube el azucar y me entra dolor de muelas, de veras... Aún recuerdo cuando la ceremonia inaugural de los JJOO de Londres, en el 2012, sobre la actuación de los P.S.B.:...... bla, bla, bla, y tocaron algunos de sus temazos como WestERN girls y ELECTRIC my own devices............ Juasss!!!

A otra cosa...

Lo del setlist, cierto... 18.000 espectadores que serían 18.000 setlits diferentes... Si es que en realidad no me quejo de que hayan unos temas fijos; himnos, han de haber, por supuesto. Lo que me parece criminal es que nos hayan puesto la miel en los labios a TODOS los fans al principio de la gira con unos temas en concreto, y que un buen día si te he visto no me acuerdo.
¿Que sería de un concierto de los P.S.B. sin el West end girls, o de los U2 sin I will follow o el With or without you, o de New Order sin el Blue Monday, o de...........?... Que sí, que hay imprescindibles y además necesarios.

Más...

Me han comentado en primera persona que el segundo concierto de Madrid (el primero no se, pero imagino que igual), que el sonido fue perfecto... Entonces, una de dos: O el de la mesa hizo parada y fonda en el garito de las Ramblas donde la absenta, o es que el cacharrín que tenían en el concierto de Barcelona tenía algún fallo... Nunca lo sabremos.

Tengo ganas ya del DVD (Bluray, si es posible), peeeeeeeeero... Sinceramente, es que no soy nada optimista, no sobre el contenido, sino sobre la distribución... ¿Qué carallo pasa con los sres. de Sony Music?... ¿Donde están los singles?... Eso si que es una vergüenza, que a estas alturas, y solamente tengamos el primer single del disco de unos señores que cuentan las ventas de estos por millones. Por tanto, alguna judiada me espero a ese respecto.

En fin, que más comentarios, otro día y delante de unas Moritz... :-)

Un abrazo!!!

Anónimo dijo...

Tal y como lo viví, se asemeja mucho a lo que comentas. Las sensaciones fueron tantas...